Nuestras redes

Lunatika Recomienda

VA-11 HALL-A: preparando tragos con un toque de existencialismo

Tras su paso exitoso por PC, VA-11 Hall-A aterrizó el pasado 2 de mayo en PlayStation 4 y Nintendo Switch. Estamos ante una novela visual con mecánicas de simulador de bartender desarrollada por el estudio venezolano Sukeban Games. Los personajes más infames del género cyberpunk se reúnen en un bar y terminamos siendo testigos de una historia honesta, con robots, existencialismo y tragos.

Le dicen Vallhalla

En VA-11 Hall-A nos metemos en la piel de Jill, una joven bartender que vive en la ciudad futurista de Glitch City. El bar en el que trabaja lleva el nombre del videojuego, pero cariñosamente lo apodan “Valhalla”. No es muy distinto a otros bares. Un pequeño sitio de neones y tragos exóticos al que llegan los personajes más peculiares.

Como en toda distopía cyberpunk, la IA es una realidad. Los androides, llamados Lilim, son seres autónomos, perfectamente integrados en la sociedad. Nosotros, los jugadores, encarnando a Jill, recibiremos visitas todas las noches en el bar. Escucharemos todo tipo de historias y tomaremos decisiones sobre ella de la única forma que sabemos hacerlo: sirviendo cocteles.

Una novela visual con un giro

VA-11 Hall-A se inspira en las novelas visuales japonesas. La estética anime de los diseños es clara; también los filtros estilo PC-98, un modelo de computadores muy popular en el país nipón de la década de 1990. En pocas palabras, el título grita “Japón” por todos lados.

Como en toda novela visual, en el juego de Sukeban Games lo que más hacemos es leer. Decenas de conversaciones entre Jill y otros personajes. No hay opciones de diálogo. Más bien, serviremos los distintos tragos que nos pidan nuestros clientes y la trama va a fluctuar de acuerdo a cómo ellos reaccionan ante la bebida que les servimos.

Las mecánicas de mixeo de tragos son sencillas. Es muy fácil entender las reglas. La dificultad está en aprender a leer a los clientes. Si una noche cae un sujeto pidiéndonos que le sirvamos “lo de siempre”, ¿sabemos a qué se refiere? La cuestión se vuelve más complicada cuando nos piden que preparemos “algo para despertarme” o “un trago que me ponga feliz”.

Sin importar si llegamos a ser un buen bartender o no, las historias que nos cuenta VA-11 Hall-A son siempre interesantes. El guion es puramente conversacional. Y es increíble ver cómo, a medida que pasan las noches y recibimos más y más clientes, se va tejiendo un trasfondo social y político. Al final, el videojuego termina hablando de muchas problemáticas actuales, pero las lleva, de maneras divertidas e insólitas, a ese contexto retro-futurista.

A veces se mencionan cuestiones fuertes como asesinatos y violaciones. Pero VA-11 Hall-A siempre sale airoso al tratar estos temas. El guion es inteligente, es sórdido, sin caer en lo ofensivo. Denuncia a una sociedad decadente a la vez que nos da personajes con los que podemos empatizar. Personajes rotos, propios del contexto cyberpunk, pero queribles.

A jugarlo con una bebida bien fría

La propia gente de Sukeban Games nos deja un mensaje antes de empezar VA-11 Hall-A. Nos sugieren jugarlo mientras tomamos y picamos algo rico. Nunca un mensaje de un desarrollador fue tan cierto. El juego genera una inmersión única. No solo gracias a su increíble dirección artística y a su perspectiva en primera persona. También, la banda sonora genera un clima ideal que se intensifica si jugamos en un ambiente de luz tenue. Podemos elegir los temas que sonarán en el bar mientras atendemos clientes. En cierto aspecto, nos propone que preparemos el ambiente, tanto dentro como fuera del juego.

Por esta razón, Nintendo Switch es prácticamente la consola ideal para jugarlo. VA-11 Hall-A nos propone ponernos cómodos y nada mejor que una plataforma portátil.

Todo el asunto de simulación no llega al nivel de juegos como Papers, Please. Es cierto que para obtener todos los logros y finales, vamos a tener que sacar papel y lápiz para no pifiar ni un solo trago. Sin embargo, la mecánica de coctelería no es más que otro componente narrativo. El juego no nos penaliza por darle un trago que no le gusta a un cliente. Es por eso que la primera partida en VA-11 Hall-A se disfruta muchísimo. La segunda nos queda para cuando queramos ser perfeccionistas y buscar todos los secretos.

Veredicto Final

Con un estilo visual a lo Blade Runner y temáticas corte Ghost in the Shell, aunque aderezadas con humor, VA-11 Hall-A nos cautiva por completo. Es una historia cyberpunk con corazón e inteligencia por igual. Es un obligado para todo amante de la ficción interactiva, te gusten o no las novelas visuales. Y si te gusta beber… ¡mucho mejor!

Escrito por

Redactora. Apasionada al terror, especialmente en videojuegos, pero también en cine y literatura. Trabaja desde hace más de 5 años en marketing y comunicación para videojuegos, promoviendo la industria en Latinoamérica.

También podés leer...

San Juan Gaming Festival reunió a 4000 espectadores

Industria Regional

Esports: Resumen semanal del 13 al 17 de mayo

Esports

Una vuelta al pasado: Neopets

Gelatita Recomienda

Zombies lentos o zombies rápidos: esa es la cuestión

Opinión

War Tech Fighters muy cerca de su lanzamiento

Indies Love

3 Recomendaciones porque si (Parte 3)

Gelatita Recomienda

Esports: Resumen semanal del 30 de abril al 10 de mayo

Esports

Un Análisis a los Videojuegos Musicales

Gelatita Recomienda

Nuestras redes