Nuestras redes

Lunatika Recomienda

Made in Argentina: Forager, el juego de gestión más atrapante

Forager es el primer videojuego del argentino Mariano Cavallero. Tras varias etapas en beta, el título llegó el 18 de abril a Steam y ya se corona como uno de los juegos de gestión más atrapantes del año. Su jugabilidad nos pone a juntar recursos y a craftear materiales para expandirnos más y más. Descubramos juntos por qué es imposible dejar de jugar Forager.

El progreso infinito

Su propio creador define a Forager como la cruza entre The Legend of Zelda y Terraria. Y es cierto, el juego tiene mucho de ambos, como también nos recuerda a Stardew Valley y otros similares. Con inspiraciones tan grandes, es toda una sorpresa saber que el juego de Cavallero tiene lo propio. Un título de gestión y roleo único que nos deja una sensación de satisfacción constante.

En Forager siempre estamos progresando. Siempre sentimos que todas nuestras acciones, incluso la más pequeña, contribuyen a expandir la aventura. Comenzamos en una porción de tierra pequeña, con un par de árboles y rocas, rodeados del inmenso océano. Nuestro pico será la herramienta clave para avanzar sin horizontes.

Talamos, picamos piedra, construimos un horno y forjamos monedas oro. Así son los primeros pasos en Forager para comprar una nueva porción de tierra y expandir el mapa. Cada vez que expandamos el mapa, el nuevo terreno y lo que nace y vive en él, como vegetación y animales, serán generados al azar. Ninguna partida es igual a la otra.

Solo un ratito más…

En Forager, todo el tiempo estamos recolectando recursos y construyendo algo. Armar nuestra propia base es un objetivo casi secundario, porque lo que más vamos a hacer es expandirnos y recolectar más y más. ¿Sabían que Forager significa recolector? La jugabilidad le hace honor al nombre.

Las nuevas porciones de tierra que descubrimos pueden revelarnos un puzzle, un enemigo peculiar o incluso un jefe. Pasadas solo unas pocas horas, ya tendremos materiales suficientes para tener un comercio y todo un sistema de construcción avanzado. La gestión de recursos es importante en el juego, pero es también la mera excusa para seguir expandiéndonos, poder explorar más y conocer nuevos desafíos.

En Forager, la sensación de progreso es infinita. Nuestro personaje, además, sube de nivel a medida que recolectamos. Cada vez que subamos, desbloquearemos una nueva habilidad que mejora la economía o nuestras habilidades de construcción y recolección, por dar unos ejemplos. Progresar en Forager es tan satisfactorio que no vamos a querer soltarlo nunca. Los minutos de juego se convertirán en horas.

Sobreviviendo y resolviendo puzles

La mecánica de recolectar, Forager la toma de juegos como Terraria o Minecraft. Pero para hacer de su propuesta de juego algo único, la gran isla esconde también templos y puzles muy bien diseñados.

Los templos que descubramos, claramente inspirados en The Legend of Zelda, nos llevarán a los puzles más difíciles del juego. Resolverlos nos brinda un objeto único. Conseguir las mejores armas será vital para enfrentar a los enemigos, ya que de otra forma solo podremos combatir con un pico. El mundo, a su vez, esconde magia y secretos que no quiero revelar. Tendrán que animarse a hacer su propio viaje por Forager para conocer todo lo que tiene ara ofrecer.

Adorable y colorido

Forager tiene un apartado visual hermoso. No solo nuestro recolector es un bichito adorable, los propios enemigos derrochan ternura y el mundo de juego es colorido y detallado por todos lados. Curiosamente, a pesar de tener mapas procedurales que pueden ser inmensos, el juego tiene requisitos de sistema muy modestos. En lo personal, lo jugué muchísimo en una notebook básica comprada en 2014 con placa en video integrada. A veces las unidades en pantalla son muchas, pero Forager está muy bien optimizado.

El mundo se compone de distintos biomas. Desbloquear una nueva porción de isla puede significar descubrir un desierto o una tunda helada. Visualmente, todo está detallado con puro color. Un mapa expandido de Forager, desde arriba, luce precioso.

Veredicto Final

Forager es uno de los pocos juegos de gestión y supervivencia en el que la satisfacción no está ligada a una frustración previa. No es un juego difícil porque la curva de progreso y aprendizaje es lo menos pronunciada que existe. La mayor parte del tiempo, En Forager nos la pasamos viendo a nuestra isla crecer. La sed de ser más fuertes y de conocer más secretos nos empuja a jugar sin parar. Animate a jugarlo, no lo vas a poder soltar.

Escrito por

Redactora. Apasionada al terror, especialmente en videojuegos, pero también en cine y literatura. Trabaja desde hace más de 5 años en marketing y comunicación para videojuegos, promoviendo la industria en Latinoamérica.

También podés leer...

Un buen juego tiene un buen soundtrack

Gelatita Recomienda

Entrevista con Juan Ignacio Papaleo, fundador de revista Replay

Entrevistas

La música que nos permite la inmersión necesaria

Opinión

Cyberpunk 2077 requerirá de 80 GB libres en PlayStation 4

Noticias

Gato Roboto: lo bueno y lo malo de un juego en envase ínfimo

Análisis

Beat’em up: ese género que derrama acción (Parte 2)

Opinión

3 Recomendaciones porque si (Parte 5)

Gelatita Recomienda

Netflix se acerca al mundo de los videojuegos

Noticias

Nuestras redes