Nuestras redes

Opinión

Un puñado de juegos con la dificultad por las nubes

Qué tema ese de la dificultad en los videojuegos. Hace mucho emití una opinión escrita en esta otra nota sobre el tema, exponiendo un poco la parte psicológica y social, si se quiere, sobre el tema. Juegos que hoy en día son más conocidos por su dificultad que por su historia o sus gráficos o su propio desarrollo.

El contexto histórico

En una época donde los juegos cada vez son más fáciles y lineales, y donde todo parece apuntar hacia la narrativa, los juegos con gran dificultad parecen destacar sobre otros y las masas inconformistas de jugadores exigentes se tiran de cabeza sobre estos títulos.

Y no quiero caer en eso de “todo tiempo pasado fue mejor”, porque sinceramente creo que no aplica a todo. Pero si quiero contar, para aquellos que no pudieron vivir de lleno las primeras generaciones de consolas, que los juegos en aquel momento eran difíciles porque literalmente, otra cosa no podía ser.

Las herramientas justas

No había tecnología para regalar grandes gráficos, ni desarrollos complejos, ni una narrativa que se pueda expresar de una forma concisa. Entonces su eje principal pasaba por la dificultad, no solo por el diseño de niveles o lo complejos de los enemigos o los jefes finales, sino por algunos detalles como no tener posibilidad de continuar la partida cuando perdemos, no tener algún tipo de código o password para poder retomar el juego, o morir de un simple contacto, entre otras cosas más.

Hoy en día, juegos como Bloodborne, Cuphead, Dark Souls, Celeste o el más reciente Sekiro: Shadows Die Twice, están en boca de todos por su dificultad. Si, tienen cosas geniales también, no lo niego, pero no estamos hablando de eso. Lo que quiero mostrar, y para sumar títulos complicados a su lista de pendientes, es una lista de juegos que al menos para mí, son imperdibles en este sentido.

¿Están listos?

La lista es larga, y claramente van a faltar muchos juegos, pero justamente ahí es donde me gustaría que si conocen algún título de igual o mayor dificultad, se sientan libres de compartirlos en los comentarios.

Contra

Contra (imagen de Eric Powell)

Quiero empezar con Contra, uno de los juegos clave de NES. El punto principal en este juego era disparar todo el tiempo sin descanso, intentando eliminar a todos los enemigos que aparecen por todos lados, en todas las direcciones. Dichos enemigos cada vez nos complican un poco más el avance, y ni hablar de los jefes de cada nivel, maquinas infernales que disparan sin miramiento alguno, regalando una dificultad realmente impactante.

Si a esto le sumamos que un tiro o contacto con enemigos nos hacen perder una vida, de las pocas que tenemos, y que conseguir nuevas vidas es casi imposible, todo es una gran bola de dificultad hermosa.

Ghouls ‘n Ghosts

El siguiente de la lista es el recordado Ghouls ‘n Ghosts, que como amante del terror supe apreciar en los arcades cuando era muy chico, y dejar cientos y cientos de fichas intentando avanzar un poco más cada vez que me disponía a jugar.

Ghouls ‘n Ghosts (Capcom, 1988)

Este título de Capcom lleva la dificultad a niveles impensados cuando pasamos los primeros niveles que aparentan oponer resistencia, pero nos hacen confiar de que podemos llegar lejos. En la piel de un caballero cazador de demonios llamado Arthur, vamos a tener tres posibilidades hasta que perdamos la vida si algún enemigo nos alcanza. Parece ser algo que nos puede ayudar, pero los enemigos son tantos y con mecánicas tan complicadas que perder la vida es más común de lo que pensamos.

El juego tiene solo cinco niveles antes del gran jefe final, pero créanme que atravesar esos niveles es una tarea sumamente complicada, a extremos pocas veces vistos.

Battletoads

Battletoads es infaltable también en una lista donde la dificultad sea el eje de conversación. Este juego que se inspiró en Teenage Mutant Ninja Turtles, es un beat’em up de esos complicados, donde la comicidad tenía una gran presencia y los enemigos vienen en oleadas interminables.

Los niveles donde usamos algún tipo de vehículo son sumamente complejos por el diseño y la velocidad, y el de las motos voladoras es un clásico dentro de este tópico.

La versión original que salió para NES fue de una dificultad tan marcada que en las siguientes adaptaciones que se hicieron para otras consolas, tuvieron que aminorar un poco dicha dificultad.

F-Zero GX

Si bien la saga WipeOut es compleja, los F-Zero no se quedaba atrás. Pero no fue hasta el año 2003 cuando salió F-Zero GX que esta saga superó en dificultad a los WipeOut. F-Zero GX uno de los juegos de carreras más imposibles que jugué en mi vida.

F-Zero GX (Sega, 2003)

Las pistas, la velocidad vertiginosa, las trampas, los giros complejos, lo dinámico de cada carrera. Todo junto potenciaba esa sensación increíble de velocidad que nos recorría la piel y nos dejaba doliendo la punta de nuestros pulgares de tanto machacar los botones del joystick de aquella querida GameCube.

Ninja Gaiden Black

Para terminar con esta selección y recomendación de juegos de dificultad avanzada que creo, en mi humilde opinión, deberían todos jugar, al menos aquellos que son amantes de las cosas complejas y complicadas, voy a mencionar un juego más nuevo aún que el último en la lista.

El juego es del 2005, para la vieja y querida Xbox original, y es una de las mejores, más violentas, extremas y complicadas entregas de la saga. Ninja Gaiden definitivamente fue una saga muy difícil de videojuegos, y la desarrolladora que trajo a la vida a este juego de 2005 se preocupó, puntualmente, para que esa hermosa dificultad siga siendo la misma que la de antaño.

Ninja Gaiden Black (Team Ninja, 2005)

El juego cambió, ahora está en 3D, tiene contenido tan amplio que nos regala muchísimas horas de jugabilidad y todas las nuevas opciones que nos dejan personalizar a nuestros personajes le dan una nueva vuelta de tuerca a este título que en unos años, debería convertirse en un clásico.

Una última reflexión

La dificultad mueve hilos muy internos de cada uno, ya que potencian diferentes herramientas que tenemos para afrontar lo que nosotros vislumbramos como dificultad. Algunos prefieren que el juego sea simple para disfrutar la experiencia desde otro lugar, pero otros jugadores desean sentir esa sensación en sus manos para sentir esa tensión y esa presión que supone un buen desafío.

Ninguna de las dos posturas está mal, y lo bueno es que hay exponentes para todos los gustos y colores. Esta nota está dirigida a todos aquellos que quieran sentir esa adrenalina y que quizás no conozcan o no hayan probado estos títulos anteriormente.

Si se disponen a intentar con la dificultad de alguno de estos juegos, estaríamos encantados que nos comenten cómo les fue.

Escrito por

Redactor. Cinéfilo. Game Designer. Dibujo sin ser ilustrador y hago música sin ser músico. El terror ante todas las cosas. Aprendí a querer más a los animales que a las personas. Mi BFF se llama Leono.

También podés leer...

En Cueva apretamos Pause

Noticias

Un buen juego tiene un buen soundtrack

Gelatita Recomienda

Entrevista con Juan Ignacio Papaleo, fundador de revista Replay

Entrevistas

La música que nos permite la inmersión necesaria

Opinión

Cyberpunk 2077 requerirá de 80 GB libres en PlayStation 4

Noticias

Gato Roboto: lo bueno y lo malo de un juego en envase ínfimo

Análisis

Beat’em up: ese género que derrama acción (Parte 2)

Opinión

3 Recomendaciones porque si (Parte 5)

Gelatita Recomienda

Nuestras redes