Nuestras redes

Opinión

El buen uso de la Ciencia Ficción (Parte 2)

El género de la Ciencia Ficción da mucho para hablar, y quizás hasta me siento limitado en mis conocimientos para poder explayarme como realmente siento que es necesario. Por eso opté por contar lo que quería decir mediante ejemplos concisos, y que de paso, sirva también como una recomendación de juegos. A veces, o al menos para mí, ejemplificar las cosas que uno quiere decir impacta rotundamente con la necesidad de expresarnos como realmente nos sentimos cómodos. Poder contar nuestras ideas de una forma que creemos clara, es vital a la hora de escribir una nota, empezar una charla. Es la comunicación en sí.

La escritura es comunicación, es la necesidad de contar una historia, y a esas historias, siempre hay que montarlas sobre un contexto. El contexto, a mi entender, es vital para poder entender realmente a una persona, a un impacto social, o al desarrollo de una historia. En la nota anterior, comencé dando algunos ejemplos de subgéneros de Ciencia Ficción, explicando cada uno con ejemplos para, justamente, poder generar un contexto. En esa segunda nota voy a comentar los subgéneros que me quedaron afuera.

Ciencia Ficción Post-apocalíptica

Lo abordé en su momento en la vieja y querida Xbox 360, y hace poco me di cuenta que lo tengo en mi biblioteca de Steam. I Am Alive es un juego que representa de forma fiel a lo que vendría a ser la Ciencia Ficción Post-apocalíptica. En este subgénero, lo importante es la inminente destrucción del planeta y, por consecuencia, de la humanidad. Para lograr una historia dentro de esta temática, siempre tiene que haber un hecho particular que lleve a la humanidad a tal punto de extinción. Una bomba nuclear, una guerra nuclear, algún desastre natural o cualquier cosa que pueda afectar a nuestro planeta a gran escala.

El juego se sitúa en Chicago, que luego de un terremoto a gran escala, es separado del continente. El resto del mundo sufre de la escasez de agua y comida, y empieza así, la guerra ciega entre los sobrevivientes por, justamente, subsistir. En este videojuego vamos a tomar el rol de Adam, un sobreviviente que necesita subsistir atravesando todo tipo de paisajes desolados. También vamos a sentir la necesidad de comida o agua para hacerlo, ya que la energía del personaje es vital para poder atravesar toda la aventura. Vale destacar, que en gran parte es un juego de exploración, acción y, claramente, supervivencia.

No me insulten, todavía

Estoy seguro de que muchos, en este lugar, estaban esperando títulos como Fallout, S.T.A.L.K.E.R. o Metro. Justamente por eso opté por poner otro juego, muy bueno a mi entender, y que salga un poco de lo que todos ya conocemos y damos por sentado.

El complejo y visualmente hermoso Retrofuturismo

El retrofuturismo se divide en varios afluentes, cada uno bien marcado pero, a veces, fáciles de confundir. Las distintas corrientes dentro de este género se basan, generalmente, en el elemento o material que genera la tecnología del momento o la que va a generar esa nueva tecnología, dependiendo de cómo se encare el guion del juego. Para denotar estas divisiones, voy a nombrar varios juegos sin tanto análisis como venía haciéndolo, pero con la intención, como dije en un principio, de que queda lo más claro posible. La mayoría de estas obras mezclan pasado y futuro en una misma escala temporal, donde podemos estar en el pasado pero con tecnología del futuro, por ejemplo.

Atompunk

Singularity es un juego de 2009, pero es un título totalmente recomendado si nos gusta la ciencia ficción y los FPS. El juego pertenece a la corriente Atompunk, ya que toda la historia gira en torno al uso de la energía atómica y sus derivados. Además, vamos a encontrarnos con experimentos militares, mutantes, armas cada vez más potentes y todo ese caos lindo que estos juegos de acción suelen regalar.

Steampunk

Dishonored es un clásico ejemplo visual del Steampunk, otra corriente del retrofuturismo. El juego está situado a fines del 1800, principios del 1900, y las ciudades que podemos ver están inspiradas en Londres y Edimburgo. El juego absorbe mucho del contexto histórico donde ocurre la Revolución Industrial, y nos situa justamente en un mundo “post-industrial” destruido prácticamente por la Peste Negra. Sus diseños en cuanto a arquitectura y diferentes artilugios es simplemente increíble.

Dieselpunk

Antes que me linchen lo voy a mencionar: Bioshock es otra clásico exponente de, esta vez, el Dieselpunk. Pero me voy a centrar en su primera parte, ya que si bien la segunda parte es del mismo afluente, Bioshock Infinite mezcla el Dieselpunk con el Steampunk y eso ya es otra cosa. La primera entrega de Bioshock, el punto fuerte que cataloga a este juego dentro de este afluente del retrofuturismo es la ciudad submarina de Rapture.

Biopunk

Como ejemplo de biotecnología, y como último afluente que voy a mencionar del retrofuturismo, la saga Prototype se me hace infaltable como claro ejemplo del Biopunk. Según Wikipediala biotecnología se refiere a toda aplicación tecnológica que utilice sistemas biológicos y organismos vivos o sus derivados para la creación o modificación de productos o procesos para usos específicos“. Más claro imposible. El juego es una sinergia entre una historia atrapante, acción sin respiro y, justamente, poderes que podemos utilizar gracias a la biotecnología.

Ese agujero negro donde todo se mezcla y comienza el caos

Lo más complejo de estás dos notas que escribí es poder diferenciar claramente a cada subgénero por datos concisos. Y es complejo porque en muchas de estas obras, se mezclan los conceptos. Un Space Opera tranquilamente podría tener elementos de Ciencia Ficción Post-apocalíptica, o un videojuego Steampunk podría ser parte de una historia de Ciencia Ficción Científica, por así decirlo. En este caso, es que solo seleccioné estos subgéneros, porque me parecieron no solo los más oportunos y necesarios para entender al género, sino porque también eran los más claros para ejemplificar.

Solo como dato de color, puedo mencionar que he dejado afuera a subgéneros como la Ciencia Ficción Militar o la Colonización Espacial, porque considero que su particularidad es demasiado pequeña y es complejo mencionar un ejemplo sin abarcar otros. Por su parte, a la Ciencia Ficción Social lo abordé con el caso de Watch Dogs, pero abarqué sólo uno de sus afluentes: la Distopía. Dentro de este subgénero, también se encuentra la Utopía y la Ucronía.

Un mundo de esperanzas

Hay mucha tela para cortar en lo que ciencia ficción se refiere, sobre todo en un mundo tan amplio y complejo, desde la narrativa, como lo es el mundo de los videojuegos. Pero siento que con esta división que hice de cada subgénero y sus claros ejemplos, quizás para muchos quede un poco más claro el tema de la Ciencia Ficción y su buen uso para contar historias.

Escrito por

Redactor. Cinéfilo. Game Designer. Dibujo sin ser ilustrador y hago música sin ser músico. El terror ante todas las cosas. Aprendí a querer más a los animales que a las personas. Mi BFF se llama Leono.

También podés leer...

San Juan Gaming Festival reunió a 4000 espectadores

Industria Regional

Esports: Resumen semanal del 13 al 17 de mayo

Esports

Una vuelta al pasado: Neopets

Gelatita Recomienda

Zombies lentos o zombies rápidos: esa es la cuestión

Opinión

War Tech Fighters muy cerca de su lanzamiento

Indies Love

VA-11 HALL-A: preparando tragos con un toque de existencialismo

Lunatika Recomienda

3 Recomendaciones porque si (Parte 3)

Gelatita Recomienda

Esports: Resumen semanal del 30 de abril al 10 de mayo

Esports

Nuestras redes