Nuestras redes

Opinión

El buen uso de la Ciencia Ficción (Parte 1)

La ciencia ficción tiene un manejo narrativo más que interesante sobre los videojuegos. La posibilidad de mundos imaginarios completamente nuevos y la doctrina del escritor para plasmar los distintos elementos son lo que terminan de darle forma a un contexto que se va a sumar a diferentes mecánicas de juego para conformar una experiencia. Efectivamente, va a tener una historia, contexto y ambiente para que podamos sumergirnos de lleno en su visión. Permitiendo que la podamos convertir en la nuestra.

¿Cómo? ¿Dónde? ¿Cuándo?

Para generar ese contexto, muchas veces los escritores optan por sustentar su creatividad sobre bases sólidas. Teorías científicas, problemáticas reales, datos e información que se puede comprobar. Son alguno de esos sustentos que encuentra el género. Otra veces, la única justificación es lo desconocido, el hecho de que como no conocemos el contexto y está fuera de nuestra realidad, todo puede pasar. Los aspectos y elementos que manejan todas estas narrativas definen, per se, el contexto de la historia y el impacto que tenga por sobre el espectador o el jugador.

La Ciencia Ficción “Científica” como base argumental

Pongamos el ejemplo del Another World. La historia nos cuenta sobre un protagonista que es un genio científico. Llega a su laboratorio durante una lluvia torrencial y se pone a trabajar con un acelerador de partículas. Mientras las partículas hacían su trabajo, un rayo cae sobre el laboratorio, todo explota, y el protagonista es transportado hacia otra dimensión.

En este caso, la ciencia, la teletransportación, y las diferentes dimensiones son los protagonistas de la historia. Este tipo de ciencia ficción “científica”, si me permiten llamarla así, es un conjunto de detalles que se pueden sustentar en datos duros, en teorías e información comprobable. Tomando estos elementos, la historia se construye y va evolucionando por un camino lógico.

La Ciencia Ficción y la religión

Otro caso a destacar es el de Asura’s Wrath. Reposa sobre un ambiente de ciencia ficción pero completamente desde un plano de imaginación absoluta. Lo realmente puntual en este caso, es que el juego introduce elementos religiosos para generar un sustento real y de fe en todo lo que quiere mostrar y contar.

Tomando elementos del hinduismo y el budismo, el juego intenta justificar todos sus desmadres creativos sobre una impronta religiosa, que de la mano de una ciencia ficción bien tradicional que combina a un ser humano con algo parecido a partes reboticas, dando por resultado a una suerte de androide con características supe humanas. Aunque en realidad se trata de un semidiós.

Tanto él como sus enemigos, están representados de partes cibernéticas. Justamente para mostrar la superioridad divina por sobre el hombre común. En este caso, la ciencia ficción vuelve a tener un peso primordial en la historia, utilizando la robótica como eje para suponer esta superioridad. En conjunto, el porte divino y religioso de ser un “semidiós” también intenta reforzar el concepto de esa fuerza incalculable que el personaje maneja a su antojo.

La Ciencia Ficción y el “Space Opera”

La saga Mass Effect, por poner otro ejemplo, absorbe a la ciencia ficción desde el lado más romántico del asunto. Regala algo muy similar a lo que sería un space opera clásico. Con diferentes razas y especies, naves espaciales, futuros lejanos y toda clase de relaciones intrapersonales entre los diferentes personajes. Un héroe, un villano, y el único objetivo se cumplir una misión.

En este caso, el año en el que se sitúan los juegos permite que los escritores se permitan cualquier tipo de libertad narrativa para justificar lo que sea necesario de la historia. En la primera entrega, se encuentra un alijo de tecnología de una raza avanzada pero ya extinta. Este alijo es analizado en profundidad para, posteriormente, ser utilizado para que la humanidad pueda salir del propio sistema solar y empezar a colonizar diferentes partes del universo.

¿Cómo analizaron ese alijo? ¿Qué tecnología usaron? ¿Si el alijo era de tecnología avanzada, cómo la suya que supuestamente no está a la altura, pudo igualmente tirar resultados? ¿Cómo hicieron para adaptarse y utilizar esa nueva tecnología en pos de conquistar el universo? Todas estas preguntas y tantísimas otras, no tiene respuesta, y solo se justifican “porque es en el futuro”. De esta forma, y a nivel narrativo, básicamente podemos crear e inventar lo que queramos ya que, a nivel tecnológico, todo va a estar justificado con el supuesto avance de la tecnología.

La Ciencia Ficción basada en casos posiblemente reales

Otra mención que me parece digna de poner en este texto es el caso de The Dig, la aventura gráfica clásica de LucasArts en base a una idea del gran Steven Spielberg. En este caso, la narrativa absorbe elementos de la ciencia ficción científica de la que hablamos en un principio. Luego, gracias a un giro argumental justificado, recae en la ciencia ficción que solo sustenta su existir gracias a ese querido avance de la tecnología. Esa que nadie entiende pero que sirve para salir de las situaciones necesarias y justificar todo aquello que queramos meter en la historia y no sepamos como sentar sus bases.

El juego cuenta la historia de un meteorito que está por impactar en la Tierra. El gobierno de los Estados Unidos decide mandar a tres especialistas y que, una vez sobre el meteorito, intenten desviar su curso actual. Mientras intentan poner explosivos de forma puntual y analizan bien todo el contexto, descubren que en realidad el meteorito es una nave espacial. En ese mismo instante, son transportados a un planeta desolado, donde deben intentan sobrevivir y volver a casa.

Sí, sé lo que están pensando y no, este juego es de 1995 y Armageddon es de 1998. Chiste aparte, la narrativa en este caso, y como ya dije antes y creo que queda eventualmente a la vista, la primera parte se sustenta en base a teorías científicas, hipótesis y un montón de datos duros. Datos que se han barajado dentro del ámbito a la hora de suponer una escena como esta. El resto, reposa sobre un montón de situaciones completamente inexplicables. Solo se sustentan esta vez, por suceder en un plano y espacio temporal que desconocemos. Por ende, todo puede pasar porque no hay demasiados datos físicos que nos planteen una realidad absoluta como tal.

La Ciencia Ficción y las metáforas sobre la sociedad

Como una metáfora a un planteo completamente actual como lo es el impacto de la tecnología sobre la sociedad, la saga Watch Dogs nos lleva a un futuro cercano. Una red central de supercomputadoras nuclea a todas las personas y a todos sus datos. Si nos ponemos a pensar, hay ciertos sitios que comparten ese contexto (Google, Facebook… los estamos mirando a ustedes) y lo que hacen los escritores de estos juegos es tomar ese contexto como base. Luego, recrean todo un mundo y nuevas historias sobre eso. La veracidad, en este caso, es completamente tácita y palpable. La manera en que el juego propone llevar a cabo los distintos objetivos, también.

¿Alguna conclusión?

No es necesaria la conclusión ya que no apuntamos a un texto lleno de preguntas, sino que es meramente informativo. Un tanto técnico quizás. Y con una mirada de cómo algo que tal vez pocos analizan, puede tener tantas aristas y darle un sentido único a cada historia. No hay algo que esté bien, o que esté mal. Son solo diferentes formas de contar una historia y diferentes formas de justificar todo lo que necesitamos plasmar en ella.

Como pueden ver, en los distintos casos que pude exponer, la ciencia ficción es el eje del género. Pero en cada juego, la libertad creativa de los escritores decide pararse en un lugar distinto. Dependiendo de la rigurosidad que se le quiera dar a cada contexto. Ejemplos hay miles. Pero quise exponer los que representen, de forma clara, a cada una de esas “subdivisiones” de las que pretendía hablar.

Escrito por

Redactor. Cinéfilo. Game Designer. Dibujo sin ser ilustrador y hago música sin ser músico. El terror ante todas las cosas. Aprendí a querer más a los animales que a las personas. Mi BFF se llama Leono.

También podés leer...

San Juan Gaming Festival reunió a 4000 espectadores

Industria Regional

Esports: Resumen semanal del 13 al 17 de mayo

Esports

Una vuelta al pasado: Neopets

Gelatita Recomienda

Zombies lentos o zombies rápidos: esa es la cuestión

Opinión

War Tech Fighters muy cerca de su lanzamiento

Indies Love

VA-11 HALL-A: preparando tragos con un toque de existencialismo

Lunatika Recomienda

3 Recomendaciones porque si (Parte 3)

Gelatita Recomienda

Esports: Resumen semanal del 30 de abril al 10 de mayo

Esports

Nuestras redes