Nuestras redes

Opinión

¿Se pueden disfrutar hoy los juegos retro?

Considero, quizás de una forma que pocos comparten, que los juegos retro no son retro para muchos de nosotros. Entiendo el concepto “retro” como algo viejo, e indefectiblemente, dicho concepto se puso de moda hace algunos años. Pero siempre note una falta lógica de nostalgia sobre este mote por aquellos que, por cuestiones temporales, no vivieron estos juegos en su momento sino que lo hicieron cuando ya habían pasado de moda. Por eso mismo digo que el halo de nostalgia se encuentra ausente, y que justamente quienes disfrutan de los juegos “retro” como si fuese un género, son aquellos que no vivieron esa generación.

El género “retro”. ¿Qué?

Y seamos claros: no estoy diciendo que una cosa está bien y la otra mal. Solo estoy explicando que a mi entender, al género “retro” no lo considero como un género en sí, porque justamente para mí en su momento fue una realidad, y los cabellos blancos de esta barba pueden dar fe de esos memorables tiempos. Las películas viejas no son “retro”. Son clásicos en todo caso. A veces siento que hay una necesidad de aunar lo viejo y bueno como “retro”, para no hacer énfasis en nada y poder hablar de todo, muy típico de la constante síntesis comunicacional que se vive en estos tiempos.

Un poco de historia

Siempre consideré que vivir las cosas en su momento tiene un gusto muy particular, que te lo genera precisamente un contexto social, tecnológico y psicológico completamente atado al factor tiempo. Me pasó cuando hace ya varios años, me empezó a interesar el cine de terror de la Hammer. Para quienes no sepan, la Hammer fue una productora inglesa que hizo las mejores películas de terror de los 50s, 60s y 70s. Yo empecé a ver estás películas a los 15 años aproximadamente, y si bien las disfruté, no pude apreciar su contexto, ya que dicha productora, como dije antes, tuvo su esplendor desde 1955 a 1979.

¿Pude disfrutar las películas? Claramente sí. No estoy diciendo que si no vemos o disfrutamos de una obra en su momento, ya luego nada tiene sentido. Solo estoy diciendo que tuve la suerte, en ese momento, de hablar con mucha gente que vivió esa época del cine, y la fascinación con la que ellos me hablaban de esas películas no era la misma que podía sentir yo, obviamente por cuestiones de contexto. El cine en aquella época no era, por cuestiones de presupuestos, tecnología, llegada social, distribución, etc., lo mismo que yo podía ver en los cines a esas edad, en esa época, con ese contexto.

El impacto de los juegos de antes, y los más modernos

Ico (2001)

Muchas veces hablo con generaciones mucho más jóvenes que yo, y me cuentan de su primera consola, una PlayStation 2. O de su primer videojuego quizás, Ico por ejemplo, lanzado en el 2001. Y me es imposible no hacer retrospectiva y pensar en lo que viven las nuevas generaciones y lo que estaba viviendo yo en mi época, a la misma edad.

Pongamos estos dos ejemplos. Mientras ellos disfrutaban Ico, con su gran narrativa, sus bellos y coloridos gráficos, la inmersión del juego, las mecánicas, los cinemáticas… yo por mi parte estaba mirando un par de pixeles gigantes golpearse entre sí, en lo que simulaba una pelea de boxeo, con tres colores en pantalla y unas mecánicas completamente reducidas a lo que podía ofrecer un joystick con un solo botón.

Mayor contenido, mayor proceso mental

Y pensar en todo esto me retrae mucho a lo que estuvimos hablando en esta otra nota sobre los beneficios adicionales de los videojuegos. Por una cuestión lógica, el manejo de valores, ideales, mecánicas, conceptos, diseños y un gran etc. que manejan las generaciones más jóvenes, no la manejaban los que portan mi edad en aquel momento, ya que por una cuestión obvia de evolución tecnológica, si bien nos deslumbrábamos igual, uestro cerebro no tenía que procesar tantas cosas como las que ofrecen los juegos de generaciones más cercanas.

Lo que me forjó frente a esta industria

Es por eso que me pareció interesante mostrar una pequeña lista de los videojuegos que me marcaron y con los que solía jugar siempre, de chico. Para que, si quieren, puedan buscarlos y jugarlos, para más tarde contarme qué sensación tuvieron sobre estos títulos que, al menos a mí, me cambiaron la vida completamente. Teniendo en cuenta que nací en 1980, estás son las consolas que supe tener y los videojuegos que debo destacar de cada una:

Atari 2600

Fue mi primera consola, cuando apenas estaba en el jardín de infantes. El futuro en mis manos, algo fuera de este mundo, una experiencia nueva que compartía con mi papá y mis primos. Los juegos que me marcaron en ese momento fueron: Frogger, Pitfall!, Pole Position, Boxing, Bowling, Dig-Dug, Donkey Kong, Basketball, Commando Raid, Human Cannonball, No Escape!, Keystone Kapers y Mario Bros.

NES

En realidad, la NES original nunca la tuve, era raro conseguirla por estos pagos a la consola. Tuve la versión llamada Family Game, que es la que tenían casi todos. Después de la experiencia con el Atari, se abría todo un mundo nuevo, lleno de juegos que ya te podían contar una historia, con conceptos como niveles, jefes, aumento de la dificultad, curva de aprendizaje… literalmente, un mundo nuevo. Los títulos que recuerdo imperdibles de esa época son: Super Mario Bros, Super Mario Bros 2, Ninja Gaiden, MicroMachines, Battletoads, Excitebike, Tennis, Battletoads and Double Dragon, Kunio Kun no Nekketsu Soccer League y el Super Mario Bros 3, uno de los mejores videojuegos de la historia a mi entender.

MEGA DRIVE (Sega Genesis)

Fue un gran salto. Si bien de alguna forma ya no existía ese sentimiento de sorpresa, la consola otorgaba lo mismo que la NES pero multiplicado por 10 a nivel técnico en muchos casos. El salto desde los pixeles toscos de Atari a lo mejor de NES había sido tal, que ahora este salto entre generaciones, si bien era genial, no era tan abismal. En esta época, me deslumbraron: Altered Beast, World of Illusion, The Revenge of Shinobi, Comix Zone, Aladdin, la franquicia Sonic, Streets of Rage II, Super Street Fighter II, Earthworm Jim, Teenage Mutant Ninja Turtles: The Hyperstone Heist, Lion King, Mortal Kombat II, Shinobi III: Return of the Ninja Master y Splatterhouse 3.

PlayStation

De nuevo esa increíble sensación de sorpresa absoluta, de novedad, de volver a tener el futuro en nuestras manos. El salto que hubo desde la generación anterior hacía la PS1 fue también abismal, y se abría todo un nuevo mundo de posibilidades para las consolas y el mundo de los videojuegos. Esta generación tiene clásicos como: Legacy of Kain: Soul Reaver, Dino Crisis, Tekken 3, Tenchu: Stealth Assassins, Resident Evil 2, Tomb Raider, Street Fighter Alpha 3, Tony Hawk’s Pro Skater, Wipeout, Need for Speed 3: Hot Pursuit y Silent Hill, mi videojuego preferido en la historia.

PlayStation 2

Lo mismo que había pasado entre el caso que comenté de NES y SNES, si bien había diferencias notables, el factor sorpresa no era intenso, ya que la PlayStation 2 nos traía también juegos increíbles, como los de la primer PlayStation pero potenciados por sus cualidades técnicas. De esta época, recuerdo: God of War 2, Devil May Cry 3: Dante’s Awakening, Tony Hawk’s Pro Skater 4, Tekken 5, Okami, Resident Evil 4, Black, Need for Speed Most Wanted, Cold Fear, Forbidden Siren y Silent Hill 2, el mejor de toda la saga.

MS-DOS

Si bien siempre estuvimos hablando de consolas, no quiero dejar de lado a un vicio que a pesar de haber tenido muchas consolas, nunca deje de lado: la PC. Me quería concentrar en la época anterior a la salida de Windows, la hermosa época de MS-DOS, el sistema operativo anterior a la creación revolucionaria de Microsoft. En esta época, debo nombrar: After Burner, Indiana Jones and the Last Crusade, Where in the World is Carmen Sandiego, Another World, Flahback, BlackThorne, Alone in the Dark, Doom, Battle Chess, Maniac Mansion, Stunt, y The Incredible Machine.

No son listas. Son menciones

Obviamente me faltan centenares de videojuegos, títulos grandiosos que marcaron épocas, momentos, tiempos indiscutidos. Lo que intenté hacer es una lista, a modo demostrativo, de aquellos títulos que me marcaron también de alguna forma, exponentes que pude disfrutar en el momento de su salida y que creo que todos deben jugar alguna vez. Tuve otras consolas (SNES, Master System, Dreamcast, Wii, Nintendo 64) pero no las puse primero, porque no quería que la lista se haga eterna y, segundo, porque la mayoría de los juegos que tuve en esas consolas ya los había disfrutado en sus competencias.

Si tienen ganas, entonces, tomen nota y prueben todos estos títulos que les digo, si no es que ya lo han hecho. Me encantaría saber qué piensan de esta moda retro que se llegó a convertir en una nueva categoría entre los que disfrutan ampliamente de este hermoso mundo.

Escrito por

Redactor. Cinéfilo. Game Designer. Dibujo sin ser ilustrador y hago música sin ser músico. El terror ante todas las cosas. Aprendí a querer más a los animales que a las personas. Mi BFF se llama Leono.

También podés leer...

Un puñado de juegos con la dificultad por las nubes

Opinión

¿Por qué ya (casi) no hay trucos para los videojuegos?

Opinión

Sony, Microsoft y cómo aprender de los errores ajenos

Opinión

Primeras impresiones: Spyro Reignited Trilogy

Análisis

BGS: Desarrolladores independientes en busca de apoyo

Industria Regional

La función de cambio de ID en PlayStation estará disponible muy pronto

Noticias

¡No maten mi franquicia preferida!

Opinión

La dificultad (o la falta de ella) en los juegos modernos

Opinión

Nuestras redes