Nuestras redes

Opinión

Los videojuegos y sus beneficios adicionales

Hace algunas semanas, en esta otra nota, estuve divagando sobre la mala prensa que tienen los videojuegos respecto a la adicción. En dicha nota, exponía muchas creencias populares que se han comprobado erróneas a nivel científico.

Aunque no lo crean, hace varios años se viene estudiando el fenómeno videojuegos y cómo repercute en la sociedad. Y para que haya una repercusión social, primariamente debe haber una repercusión individual. De esta forma, y tomando resultados de varios casos de estudios con cifras reales que pueden encontrar por todo internet, quiero detenerme un momento y hablar de los beneficios que los videojuegos están regalando a todas esas generaciones que supieron apreciarlos.

Una nueva forma de aprender

Los videojuegos son entretenimiento, como ya hablamos en ésta nota. Y, cómo también hicimos mención, no todos tenemos el mismo concepto de entretenimiento. De la misma forma, no todos reaccionamos a los videojuegos de la misma forma. Ni nuestro cerebro y nuestra psiquis responden a ellos de la misma forma. Numerosos estudios se han hecho y dejan una verdad que asombró a más de uno que pretendía mostrarse en contra de este rubro del entretenimiento: los videojuegos pueden ser utilizados en la educación para la paz y la resolución de conflictos.

Quizás te preguntes cómo puede funcionar esto. La respuesta es bastante clara: no solo en la era digital se utilizaron los juegos como parte de un desarrollo social. Desde hace muchísimos años se vienen utilizando los juegos de mesa no solo para rellenar una situación social, sino también para aprender. No solo puedo poner ejemplos de edades tempranas, donde en el jardín de infantes o en la primaria las maestras nos proponían juegos para aprender matemáticas, por ejemplo. Sino también existe su uso en las sesiones psicológicas.

La construcción lúdica de un videojuego

Los juegos tienen una mecánica pensada, desarrollada para poder avanzar en el mismo. Esto lo hacemos planeando estrategias, analizando situaciones, utilizando el conocimiento procedimental, reconocimiento de patrones, protocolos de comunicación, funciones ejecutivas de cada personaje, y un largo etc. De esta forma, y con todos estos datos, nuestro cerebro trabaja para resolver el problema en cuestión, superar la meta inmediata o avanzar al siguiente lugar. Todos ejemplos que perfectamente pueden aplicarse a la vida cotidiana de cualquier persona.

Como cualquier otra cosa, la práctica en base a la repetición es lo que lleva a que nuestra mente adopte ese sistema como propio y cada vez sea más natural su ejecución. Si uno es ilustrador y dibuja un rostro una y otra vez durante un tiempo prolongado. Nuestro cerebro va a asimilar dicho comportamiento y en cierto momento para nosotros será natural poder dibujar ese rostro. Porque entendimos su composición y estructura en base a la práctica repetitiva. Este mismo concepto puede aplicarse a la resolución de conflictos en cualquier videojuego.

Chocar siempre con la misma piedra y aprender de ello

Si nosotros nos exponemos constantemente a resolver problemas lógicos, puzzles o situaciones donde nos encontremos bajo presión y tensión en un videojuego, la misma práctica constante de estos escenarios va a preparar a nuestro cerebro para que la próxima vez que nos enfrentemos a una situación similar. Ya vamos a poder actuar de una forma más natural. La afición a cualquier tipo de hobbie y su práctica constante llevan precisamente a los mismos resultados.

Así como previamente expuse el ejemplo de un ilustrador, también podemos poner el ejemplo de un músico. Este no solo tiene que aprender la teoría, sino que tiene que practicar cientos y cientos de veces para perfeccionar y dominar cualquier técnica. Así como en un gimnasio uno entrena sus músculos y los condiciona a base de repeticiones, constancia y técnica, con nuestro cerebro pasa algo bastante similar. La repetición de ciertas acciones de forma constante preparan, por así decirlo, a ciertas áreas del cerebro para poder reaccionar de forma cada vez más inmediata y natural frente a problemáticas similares.

Los casos de estudio

Dicho todo esto, vayamos a casos más estrictos. En 2015, la gente de The Journal of Neuroscience hizo un estudio donde participaban 69 personas. Un tercio de ellas, se pusieron a jugar Super Mario World 3D. Otro tercio, jugó Angry Birds. Y el otro tercio no hizo nada. Los que jugaron al Mario World 3D, expusieron mejoras en las tareas de memoria de seguimiento respecto al resto de los participantes. Esto rectifico la teoría de que los videojuegos en 3D pueden ayudar a mejorar la capacidad de memoria.

No sé si es correcto afirmar que los videojuegos nos pueden hacer más inteligentes como muchos dicen. Pero si podemos decir que en base a un estudio realizado por PLoS ONE, los videojuegos mejoran la función cognitiva en los participantes. Así, se llega a la conclusión de que entrenar habilidades cognitivas específicas con frecuencia en un videojuego mejora el rendimiento en tareas que comparten demandas subyacentes comunes de cada persona.

La misma discusión que lleva años

SimCity (2014)

SimCity (2014)

Y esto no es nada nuevo. En 2002, el Departamento de Educación de Inglaterra hizo un estudio exhaustivo donde se llegó a la conclusión de que los juegos de simulación y manejo de recursos como los SimCity, Civilization, Age of Empires y otros, ayudan a desarrollar el pensamiento estratégico y las habilidades de planeamiento. ¿Cómo? El pensamiento estratégico consiste en el desarrollo de ideas frente a diferentes oportunidades para crear una ventaja competitiva. Es decir: el jugador comienza a planear distintos escenarios de victoria frente a un problema en particular. Analiza los aspectos positivos y negativos de la situación, intentando sacar provecho de cada instancia para salir lo mejor parado posible.

Estos pocos ejemplos sirven para que dejemos de lado cualquier prejuicio que podamos tener. Y nos invita a abrir la mente. No es extraño pensar que los videojuegos puedan ayudar, de forma no directa, a modificar nuestra inteligencia. Si está comprobado y se utiliza a nivel científico el aspecto lúdico tradicional para ayudar a cientos de personas, ¿qué diferencia hay con los juegos digitales? Está comprobado que el Ajedrez puede mejorar una amplia gama de habilidades, así como las Damas, el Backgammon, o incluso el Sudoku.

Hay avances significativos que avalan esta afirmación

En otras partes del mundo, esta discusión sigue vigente. Pero hay mucha gente entendiendo los conceptos y haciendo algo para fortalecer el concepto en sí. En los Estados Unidos, se festeja La Semana Nacional del Ingeniero. Durante este festejo, todos los aplicantes que quieren ingresar en las carreras relacionadas con la ingeniería, participan de un concurso llamado “Competencia de la Ciudad del Futuro de 2150”. Y sí, utilizan el SimCity como motor de la competencia.

En el mismo país del norte, la Federación de Científicos Estadounidenses entendió que podría sacar provecho de un videojuego (Google Play / App Store) para introducir a sus futuros estudiantes en las ramas de la biología celular y molecular. Miren lo serio del asunto. Este juego está desarrollado junto con el FBI, y si leen la descripción del juego en cualquiera de sus tiendas, hay un párrafo contundente: “El FAS y su programa de bioseguridad están dedicados a la creencia de que los científicos, ingenieros y otras personas técnicamente capacitadas tienen la obligación ética de garantizar que los frutos tecnológicos de su intelecto y trabajo se apliquen en beneficio de la humanidad.”

Paso a paso

Creo que las cartas están puestas sobre la mesa hace años. Pero todavía hay un largo camino por recorrer para que las mentes más incrédulas y escépticas puedan entender que los videojuegos no solo son entretenimiento, sino que tienen beneficios no implícitos dentro de sus cualidades. Las pruebas, sobran. Los estudios sobre el tema, también.

Mientras tanto, yo voy a seguir jugando, por las dudas.

Escrito por

Redactor. Cinéfilo. Game Designer. Dibujo sin ser ilustrador y hago música sin ser músico. El terror ante todas las cosas. Aprendí a querer más a los animales que a las personas. Mi BFF se llama Leono.

También podés leer...

The Sims: no hay peor ciego que el que no quiere ver

Opinión

Desarrolladores de videjuegos son foco de malware

Noticias

Videojuegos uruguayos destacan en el mundo

Indies Love

¿Por qué ya (casi) no hay trucos para los videojuegos?

Opinión

¿Cómo reacciona nuestro cerebro al jugar?

Noticias

Entrevista con Tomás Batista, diseñador de sonido y compositor de música para videojuegos

Entrevistas

Beneficios fiscales: La industria de videojuegos argentina está preocupada por su futuro

Industria Regional

El puntaje en las reseñas de videojuegos

Opinión

Nuestras redes