Nuestras redes

Opinión

Lovecraft y su legado cósmico en los videojuegos

Para quienes no lo conozcan, Howard Phillips Lovecraft (1890-1937) fue un escritor nacido en Providence, Rhode Island, EE.UU., famoso no solo por crear lo que más tarde se llamó “terror cósmico” sino por darle vida a dos elementos narrativos que ya se han convertido en un clásico de la cultura popular: el Necronomicon (el libro de los muertos) y la abominable entidad Cthulhu, cuyo nombre solemos pronunciar de mil maneras diferentes.

El fanatismo implícito

Me quedaría hablando de Lovecraft como escritor, citando todas las genialidades que supo escribir, sus diferentes etapas y cientos de datos increíbles de este autor, pero lejos estoy de hablar de literatura, sino de videojuegos que se han inspirado y basado en la creatividad del autor para cobrar vida. Con la salida reciente del esperadísimo Call of Cthulhu, Lovecraft ha salido a la luz nuevamente y me resulta apropiado hacer una pequeña lista de juegos recomendados.

Si te gusta el terror y, sobre todo, te genera espasmos de emoción el miedo a lo desconocido, entonces estos juegos son para vos, tenés que jugarlos si no es que ya lo hiciste. No importa la antigüedad de los títulos, ni la plataforma ni el género: en esta lista voy a nombrar los títulos que, personalmente, considero no te podes perder. Y después, si tenés ganas, te invito a que empieces a darle una oportunidad a sus relatos. No creo que te arrepientas.

El primero. El nacimiento de una era

Alone in the Dark (1992)

Alone in the Dark merece ser mencionado primero no porque este sea un top o porque este sea mejor que el resto de los que voy a nombrar, sino porque este título de Infogrames fue el primero en usar gráficos poligonales en tercera persona. La inmersión que el juego supo regalar era increíblemente realista para la época, y aunque muchos lo dejen de lado, gracias a este juego hubo, más tarde, Silent Hill y Resident Evil que tanto amamos. Me atrevo a decir que Alone in the Dark es el padre de los Survival Horror.

En este título, que no está basado directamente en ninguna obra de Lovecraft pero que si toma referencias de todas a nivel narrativo e introduciendo cientos de elementos de este universo, podemos encarnar a dos personajes diferentes: por un lado tenemos al detective Edward Carnby en la tarea de investigar la muerte de Jeremy Hartwood en su mansión llamada Derceto. Por otro lado, tenemos a la sobrina de Jeremy llamada Emily Hartwood, quien se aventura en la mansión para entender mejor la muerte de su tío.

Teniendo en cuenta que es un juego de 1992, la selección de personajes es solo una cuestión visual (incluyendo los textos de la historia), pero con ambos personajes vamos a vivir la misma intensa y trepidante historia, donde vamos a encontrarnos con, por ejemplo, dos libros de la mitología Lovecraftiana como el Necronomicon o el De Vermis Mysteriis, dejando en claro la inspiración. Aunque no sea demasiado obvio, el titulo está basado en Los Mitos de Cthulhu, ya que vamos a tener que lidiar con personajes como “los profundos” o “los guardianes nocturnos”, por solo nombrar algunos ejemplos.

Empezamos a centrarnos en su narrativa

Shadow of the Comet (1993)

Como fanático del terror, de Lovecraft y de las aventuras gráficas, no puedo dejar de nombrar a Shadow of the Comet y Prisioner of Ice, dos títulos también de Infogrames, que salieron tiempo más tarde que Alone in the Dark, dejando sentado que la desarrolladora francesa tiene un gusto y unas preferencias bastante marcadas.

Shadow of the Comet data de 1993 y tiene referencia directa al relato El horror de Dunwich, aunque también bebe mucho de La sombra sobre Innsmouth, dándoles vida a través de esa narrativa impecable que las aventuras gráficas saben regalar gracias a sus mecánicas. Muy acostumbrado a los títulos de Lucas Arts, recuerdo haberme sorprendido por el hecho de que en este juego nuestro personaje podía morir y si no habíamos guardado la partida, perdíamos todo el avance que habíamos logrado.

Prisioner of Ice vio la luz en 1995 y no tenía nada que ver con su precursor en cuanto a su historia, pero si estaba relacionado en solventar los pequeños errores que supo tener Shadow of the Comet, sobre todo en su mecánica e interfaces, que resultaban ser incluso más toscas que las que solía hacer la compañía Sierra en todos sus títulos. La historia de esta aventura se basa en el relato En las montañas de la locura y absorbe toda esa densidad insana de la inmensidad que propone la Antártida como principal paraje para desarrollar una historia.

La inmersión. El cuidado de los detalles

Call of Cthulhu: Dark Corners of the Earth (2005)

Avanzamos varios años en el tiempo y nos encontramos de lleno con Call of Cthulhu: Dark Corners of the Earth, la primera vez que al menos yo pude sentir y vivenciar una historia de Lovecraft tan en carne propia. El hecho de que el juego sea un FPS permitía que los diseños, los lugares, los climas y los ambientes sean tal cual los describía el autor de Providence en sus obras. Otra vez, La sombra sobre Innsmouth es el relato elegido para basar a esta entrega, considerada por los fanáticos como el mejor videojuego adaptado de una obra del gran Lovecraft.

En el juego encarnamos a Jack Walter, un detective privado que pasó varios años en una institución mental luego de tener que enfrentarse cara a cara con una secta de prácticas oscuras. Debido a su pasado y experiencia, lo contratan para investigar una desaparición de dudosa precedencia en Innsmouth.

Si bien dije en un momento que se trataba de un FPS, la verdad es que el juego no se centra en la acción sino en la supervivencia. A grandes rasgos y si me permiten la comparación, podría decirse que el juego apunta más a lo que es un Amnesia que a un Doom, para ponerlos en contexto. Tenemos armas, pero pocas veces las vamos a tener que usar. El resto del juego es de exploración, centrándose en sus mecánicas y en la narrativa que vamos desbloqueando a medida que pasan los minutos.

Por amor al arte: Lovecraft 101

The Statement of Randolph Carter (2014)

The Statement of Randolph Carter es una hermosísima aventura gráfica moderna en pixel art, que le da vida al relato homónimo. El juego es lineal a más no poder, y tiene una duración demasiada corta para su genialidad. Está desarrollado por dos fanáticos de Lovecraft y esto se nota en cada pixel que vemos: el amor por el autor está en cada lugar por donde pasamos, en cada rincón, en cada referencia y en cada homenaje. Al ser un título gratuito que pueden encontrar en este link, no tiene desperdicio alguno.

Su más reciente engendro

Call of Cthulhu: The Official Video Game (2018)

Por último, me veo obligado a mencionar al reciente Call of Cthulhu (conocido como Call of Cthulhu: The Official Video Game), videojuego desarrollado por una empresa llamada Cyanide. Es una aventura en primera persona, con altas dosis de Survival Horror y un poco de Rol, que tiene un desarrollo visual muy fiel a lo que tenemos en mente todos aquellos que somos fieles servidores de Lovecraft. Así como pasó con Call of Cthulhu: Dark Corners of the Earth, la inmersión en la historia mediante lo visual es realmente increíbles, teniendo en cuenta la calidad de uno y otro, ya que hay 12 años de diferencia entre uno y otro.

La particularidad de este título, es que según sus autores, está basado no solamente en el relato que le da nombre, sino en un juego de mesa lanzado en 1981 creado por Chaosium. En este juego tomamos el control del detective Edward Pierce, quien en pleno conflicto existencial y a punto de perder su licencia, es contratado para limpiar el buen nombre de la familia Hawkins. La policía declaró que la mujer de la familia había matado al resto, pero el padre de la joven acusada sabe que esto no es cierto, y nos contrata para que develemos la verdad.

Este juego nos mete de lleno en el mundo de Lovecraft no solo con la historia sino con la ambientación, los climas, y el genial manejo de la cordura, detalle que nuestro personaje está a punto de perder.

El universo Lovecraft: pequeño y abismal

Cthulhu

Lo bueno es que en todos los juegos que hice mención, estos aspectos se repiten de forma constante porque son parte de un mismo universo, de mundos inauditos que divagan entre la locura y la realidad, entre el cosmos y las profundidades de la tierra.

Un mundo al que te invito, si no es que ya estás inmerso. Y perdido.

Escrito por

Redactor. Cinéfilo. Game Designer. Dibujo sin ser ilustrador y hago música sin ser músico. El terror ante todas las cosas. Aprendí a querer más a los animales que a las personas. Mi BFF se llama Leono.

También podés leer...

El miedo que recorre tu mente (y sus pocos exponentes)

Opinión

Una determinante cuestión de gustos

Opinión

Zombies lentos o zombies rápidos: esa es la cuestión

Opinión

De la gloria al fracaso en un solo paso

Opinión

Videojuegos al cine: el hombre que rompió todo (Parte 3)

Opinión

Videojuegos al cine: tome todo mi dinero por favor (Parte 2)

Opinión

No solo juego porque me entretiene

Opinión

¡No maten mi franquicia preferida!

Opinión

Nuestras redes